Proyectados al cumplimiento


Al presentar la palabra para el 2013 les comuniqué mi sentir respecto a lo Dios haría en los próximos años. Les dije: Ha llegado el tiempo de cumplimiento. ESTA GENERACIÓN DE LÍDERES Y DISCÍPULOS ES LA GENERACIÓN DEL CUMPLIMIENTO – DIOS VA A CUMPLIR LO QUE HA PROMETIDO LO VA A HACER EN ESTE TIEMPO. Cuando digo que Dios va a cumplir en este tiempo no me refiero solo al año 2013, sino defino más bien tiempo como un quinquenio.

Es decir, todo lo que Dios va a cumplir es tan grande que se desarrollará en un periodo de tiempo, posiblemente en un quinquenio.

Puesto que el cumplimiento se dará en un quinquenio, ese periodo de tiempo requiere que previamente establezcamos dos líneas de acción: 1) Clarificar las promesas y demandas Dios y 2) Planificar convenientemente a fin de capitalizar el tiempo de cumplimiento.

La Palabra para el 2013 “Preparando la generación del cumplimiento” nos comprometió a realizar una evaluación sobre el estado del Pffamiliar. La evaluación la hicimos por etapas y con una amplia participación. Como resultado redefinimos la visión, la misión y los valores del Pffamiliar.

Luego de la tarea de redefinir la visión, la misión y los valores del Pffamiliar nos abocamos a la planificación estratégica. Lo realizado en el 2013 nos coloca en la posición privilegiada para enfrentar el año 2014 y capitalizar el quinquenio de cumplimiento.

Para comprender la palabra para el año 2014 deben tomarse estos dos elementos, primero, cada uno define hasta donde conquista y segundo, cuando Dios dice que es el tiempo, se hace necesario proyectarse, actuar, moverse con prontitud para experimentar las promesas. Por lo expuesto estoy plenamente convencido que la Palabra para el año 2014 es: Proyectados al cumplimiento definimos los límites de la promesa.

Es tiempo de actuar, de proyectarnos hacia lo que Dios tiene para nosotros. Pero, la proyección tiene que ser tal, que no seamos escasos a la hora de definir el tamaño de las promesas que alcanzaremos. Para esto utilizaremos el ejemplo de Pablo y sustentaremos la proyección al cumplimiento sobre cuatro fundamentos.

Fundamento #1: La ministración al Señor(Hechos 13: 2)

  1. Enseñar la adoración personal y grupal.
  2. Motivar el devocional diario
  3. Enseñar a escuchar a Dios.

Fundamento #2: Ministrar a la familia (Hechos 13:4)

  1. Enseñar a entender las señales que demuestren que Dios está actuando en la familia para salvación.
  2. Evangelizar a la familia.
  3. Altar familiar.
  4. Tiempo de calidad entre los cónyuges.
  5. Enfatizar el llamado a modelar en nuestro entorno.

Fundamento #3: Confrontación de poderes (Hechos 13:6-11)

  1. Cerrar las puertas del pecado.
  2. Destruir fortalezas
  3. Confrontar pecados.
  4. Guerra espiritual.

Fundamento #4: Manifestación del poder de Dios (Hechos 13:11-12)

  1. Búsqueda del Bautismo en el Espíritu Santo.
  2. Instruir sobre los dones.
  3. Ministración extrema.
  4. Búsqueda de milagros.

Cada uno de nosotros debe proyectarse al cumplimiento definiendo los límites de la promesa. En lo que respecta al Pffamiliar como organización, la Junta Directiva ya estableció la proyección para el quinquenio y el plan de trabajo para el año 2014. La proyección tiene cuidado de definir los límites de la promesa de tal manera que nos lleven a experimentar la manifestación del poder de Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *