Renuncias que exponen la Gloria de Dios

Texto bíblico: 2 Corintios 4:1-18

Retomamos el primer énfasis del año, “estar en cumplimiento del Plan de Dios”. En el primer mensaje sobre este énfasis intenté responder la pregunta: ¿Cómo puedo conocer la voluntad de Dios? En este haré lo propio con la pregunta: ¿Cómo puedo permanecer en la voluntad de Dios?

En 2 Corintios 4 Pablo enfrenta una de las más crueles pruebas para permanecer en la plenitud del Plan de Dios, el rechazo de aquellos a quienes tiene que ministrar. Pocas cosas son tan difíciles como invertir tiempo en alguien que no lo valora o lo menosprecia. Pues, Pablo logró sobreponerse al rechazo y perseveró en aquello a lo que Dios le llamó. Ahora bien, para hacerlo tuvo que practicar la renuncia. Según el texto que nos ocupa son necesarias tres renuncias para permanecer en la plenitud del plan de Dios. Analicemos cada una de ellas.

Renuncia #1
Renunciar a subterfugios deshonestos (2 Corintios 4:2-6)

Subterfugio significa: escapatoria, excusa artificiosa, evasión, salida, recurso para sortear una dificultad. Es necesario aclarar que algunos subterfugios son oportunos. Pero a lo que se debe renunciar es a los subterfugios deshonestos.

Para practicar esta renuncia Pablo decidió 1)No andar, 2) No adulterar la Palabra de Dios y 3) Encomendar su conciencia a Dios para manifestación de la verdad. Esta renuncia que practica Pablo es muy importante por el contraste que hace con los que adulteraban la Palabra de Dios y usaban de artimañas para obtener seguidores.

Al renunciar a los subterfugios deshonestos la manifestación de la gloria de Dios es genuina y el siervo de Dios siente el respaldo de Dios que le permite perseverar en la voluntad de Dios.

Renuncia #2
Renunciar a las seguridades (2 Corintios 4: 7-12)

Cumplir con la voluntad de Dios puede significar un sacrificio extra. El versículo 7 expresa la paradoja de cómo los débiles seres humanos pueden ser instrumentos del poder de Dios. Pablo estaba dispuesto a sufrir la adversidad y el martirio para que los corintios pudiesen conocer el poder de Dios.

Cuando nos aferramos al bienestar, la comodidad y la fortaleza nos exponemos al fracaso. Pues la obra de Dios no se logra por capacidad humana sino por el poder de Dios. Y el poder de Dios se perfecciona en nuestras debilidades.

Renuncia #3
Renunciar a la vista (2 Corintios 4:16-18)

Pablo experimentó muchas pruebas, como ya se mencionó, la peor de ellas era el rechazo de la iglesia, sin embargo se determinó a no buscar la aprobación de la gente. Tampoco se concentró en lo que le pasaba a su alrededor. Sino por la fe vio más allá de lo externo y del momento presente. Por eso Pablo pueden llamar a su tribulación como leve tribulación, pues la compara con el futuro eterno peso de gloria. Debemos contemplar las cosas temporales a la luz de las eternas

Preguntas de aplicación:

  1. ¿A qué renunciaste o debes renunciar para cumplir la voluntad de Dios para tu vida?
  2. ¿Cuáles son algunos temores respecto a la voluntad de Dios para tu vida?
  3. ¿Cuáles son los problemas que te desaniman a perseverar en la voluntad de Dios?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *