Ajustes

Texto bíblico: 1 Tesalonicenses 4:1-12

El presente estudio es el último de la serie “Cambios radicales”. Los cambios radicales deben posicionarnos de la mejor manera hacia lo que Dios quiere que hagamos. El pasaje de Josué 5, donde el pueblo de Israel come el fruto de la tierra prometida, es el fundamento bíblico que inspiró esta serie. En esa oportunidad, el pueblo de Israel hizo un cambio radical, al comer del fruto de la tierra cesó el maná. Esto los expuso a conquistar la tierra prometida como única manera de obtener alimentos para toda la nación.

De la misma manera los cambios que debemos hacer deben posicionarnos de la mejor manera para cumplir con lo que Dios demanda de nosotros. En este sentido, la iglesia de Tesalónica es un gran ejemplo a seguir. Ellos realizaron cambios radicales cuando recibieron el evangelio (1Tesalonicenses 2:14). Ahora, tenían como desafío perseverar en medio de las pruebas, y para hacerlo solo le faltaban algunos ajustes para perseverar en los propósitos divinos.

En nuestro caso, si ya realizamos cambios radicales, nos toca perseverar en los propósitos de Dios, para eso será necesario realizar algunos ajustes. Veamos algunos ajustes que debemos realizar para consolidar nuestras vidas hacia los propósitos de Dios.

Ajuste #1
Los parámetros para medir la santidad (1 Tesalonicenses 4: 4-8)

Es sorprendente que a una iglesia con una profunda conversión se le aconseje sobre este asunto. El llamado a santidad en el texto que leímos se refiere al tema sexual y peor aun al pecado sexual entre hermanos de la iglesia. En la Nueva Traducción Viviente leemos así “Nunca hagan daño ni engañen a un hermano cristiano en este asunto, teniendo relaciones sexuales con su esposa, porque el Señor toma venganza de todos esos pecados, como ya les hemos advertido solemnemente” (1 Tesalonicenses 4:6).

¿Es esto posible? Sin lugar a dudas, por eso el texto lo advierte. Sucede que en la vida en comunidad se dan situaciones de proximidad emocional y física que no se viven en otros ámbitos, a menos que haya malas intenciones. Es decir, el mensaje tan fuerte para una iglesia de profunda conversión es oportuno porque, aunque no haya malas intenciones, la proximidad física y emocional es un factor de riesgo para la vida en santidad.

Entonces: ¿Cuál es el parámetro para medir la santidad? El versículo 4:4 lo resume en el honor a la esposa. Es decir, cualquier comportamiento que le quite o le niegue honra al esposo o la esposa, ya es pecado. Y en el caso de los solteros dar honor al futuro esposo o esposa. Las conductas que quiten el honor a quien será su cónyuge es pecado. La santidad inicia en el honor.

Ajuste #2
El crecimiento en las relaciones interpersonales (1 Tesalonicenses 4: 9-10)

Para perseverar en los própositos se hace necesario hacer ajustes en nuestras relaciones interpersonales. Dios decidió manifestarse en medio de su pueblo reunido, Jesús dijo: “porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mateo 18:20). Y si no somos capaces de relacionarnos sanamente con los miembros de la iglesia se dificultará avanzar en los própositos de Dios.

La iglesia de Tesalónica evidenció el crecimiento a través del amor fraternal (1 Tesalonicenses 4:9) y el amor sacrificial (1 Tesalonicenses 1:3).

Ajuste #3
La Proyección económica (1 Tesalonicenses 4: 11-12)

Si hay un enemigo a los propósitos de Dios, este es la necesidad económica. La escasés es una de las experiencias que con mayor poder nos privan del gozo de servir a Dios. Y el mandato de Dios es procurar tener tranquilidad. Sin embargo, la mayoría en la iglesia del Señor sosobra cada mes al comparar su salario con las deudas a pagar.

El consejo de Dios es “viva con tranquilidad y para eso proyectesé en el área económica”. La proyección económica según 1 Tesalonicenses 4: 11-12 debe tener cinco fundamentos, a saber:

  1. Procure tener tranquilidad (1Tesalonicenses 4:11) y para eso nada mejor que eliminar sus deudas.
  2. Tenga su propio negocio (1 Tesalonicenses 4:12).
  3. Hágase de un oficio que le evite ser dependiente (1 Tesalonicenses 4:12).
  4. Condúzcase honradamente (1 Tesalonicenses 4:12).
  5. Trabaje de tal manera que supla todas sus necesidades (1 Tesalonicenses 4:12).

Preguntas de aplicación:

  1. ¿Cómo puedes dar honor a tu esposa/o novia/o?
  2. ¿Qué situaciones te son difíciles de manejar en las relaciones interpersonales? ¿Cómo puedes superarlas?
  3. ¿Sobre qué fundamento necesitas trabajar para mejorar tu proyección económica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *