Edificaré mi Iglesia

Texto bíblico: Mateo 16:13-20

En la iglesia que pastoreo realizamos un cambio en la forma de planificación a partir del año 2013. Establecimos metas quinquenales y decidimos que serían alcanzables por medio de procesos desarrollados a través de 5 años. Así fue que una de las metas que marcamos era la plantación de una iglesia hija. Al momento de iniciar el proceso faltaban por definir el lugar, las personas y la metodología. Pero Dios, que respalda los actos de fe de su pueblo, nos proveyó en este tiempo una metodología por demás probada como eficaz. La organización a la que pertenecemos, el Concilio de las Asambleas de Dios, hizo una alianza estratégica con la Red de Multiplicación para obtener entrenamiento y dirección en la plantación de iglesias. Por tanto, estamos listos y adecuadamente preparados para completar el proceso de sembrar una iglesia hija.

La plantación de iglesias es una idea de Dios. Jesús menciona por primera vez su plan de establecer la iglesia luego de que los discipulos confesaran a Jesús como el Mesías prometido. Quienes siguen a Jesús deben entender el papel que les toca en la siembra de iglesias. Considerando el texto de Mateo 16:13-20 podemos entender que participar en la siembra de iglesias otorga preciosas oportunidades. Veamos las oportunidades que ofrece involucrarse en la siembra de nuevas iglesias.

Oportunidad #1
Participar del plan divino (Mateo 16:18)

La iglesia es la idea de Cristo. Y cuando el creyente participa en la siembra de iglesias forma parte de los planes de Dios. El contexto de Mateo 16 evidencia el porque Jesús pensó en establecer la iglesia.

En primer lugar, para disipar la confusión religiosa. Los religiosos del tiempo de Jesús confundían a las multitudes. Algunos creían que era Juan el Bautista, otros Elías u algún otro profeta. Pero Pedro, quien recibió una revelación de Dios, afirmó: “tu eres el Mesías, el Hijo del Dios viviente”. Luego de la confesión de Pedro, Jesús dijo: “voy a edificar mi iglesia”. Aun hoy permance la confusión, la gente necesita a la iglesia para que señale a Cristo como el único salvador (Mateo 16:26).

Oportunidad #2
Recibir autoridad espiritual (Mateo 16:19)

Con la frase “te daré las llaves” está refiriéndose a la autoridad que le concede a la iglesia. La autoridad es para atar y desatar. La frase “atar y desatar” es propia de los rabinos y tiene que ver con prohibir o permitir. Por ejemplo, si alguien está atado por el pecado, la iglesia puede desatarlo, predicando la dádiva de libertad del pecado en Jesucristo (Romanos 6:14). Si alguien está poseído por un demonio, la iglesia puede atar el demonio ordenando su expulsión (Hechos 16:18). En muchas ocasiones las comunidades están atadas a los vicios, la pobreza, enfermedad y el ocultismo, en esos casos la iglesia puede atar la maldad y liberar gozo y prosperidad (Hechos 8:4-8).

Oportunidad #3
Participar en una obra trascendente (Mateo 16:18)

Dos expresiones son importantes para explicar la oportunidad de participar en una obra trascendente: “las puertas del Hades” y “no prevalecerá”. Las puertas del Hades Se refiere al imperio de la muerte, implica tanto al infierno como a la muerte misma. Cuando el texto dice que el Hades “no prevalecerá” significa que e imperio de la muerte no podrá detener la obra de la iglesia.

Es decir que, ni el infierno ni la propia muerte pueden detener el impacto de tu vida cuando participas en establecer la iglesia. En apocalipsis se aclara que toda la creación desaparecerá en un momento para que Dios haga la nueva creación (Apocalipsis 21:1) y lo único que permanecerá serán las personas que siguieron a Jesús. Por tanto, cada vez que inviertes tu tiempo en sembrar nuevas iglesias, lo inviertes en aquello que ni la muerte podrá desaparecerlo.

Preguntas de aplicación:4

  1. ¿Cuál pudiera ser su tu responsabilidad en la siembra de iglesias?
  2. ¿De que necesita ser liberada tu comunidad?
  3. ¿Con quién pudieras compartir el mensaje de salvación, de manera a realizar una obra trascendente? ¿Por cuál comunidad pudieras orar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *