Palabra Año 2016

Año 2016

“Les he dado victoria, apresúrense a conquistar”. 

Josué 10:6,8

El capítulo 10 de Josué presenta una situación difícil, varias naciones del centro de Canaán se unen para atacar al aliado de Israel. Hasta el momento Israel venció uno a uno, pero ahora son cinco grandes reinos en alianza para detener el cumplimiento, empezando por destruir a Gabaón. Esta situación, que pudiera desanimar al más confiado, es la oportunidad de iniciar un nuevo tiempo, uno de conquista. Josué así lo entiende y se apresura a marchar en pos de lo prometido. La voz de Dios no se hace esperar y confirma al general del ejército que es tiempo de apresurarse a conquistar, pues les ha dado la victoria, nadie les podrá hacer frente.

Pffamiliar, el tiempo que tenemos por delante es uno de conquista. Para conquistar es necesario enfrentar desafíos, pelear batallas, emprender nuevas campañas. Puede que el enemigo quiera cerrar filas a nuestro alrededor. Que comience por atacar al más débil. Pero una es la promesa de parte de Dios para este año que comienza: “Les he dado victoria” y una la orden de Jehová: “apresúrense a conquistar”.

Esta es la palabra de Dios para el Pffamiliar: Año 2016 “Les he dado victoria, apresúrense a conquistar”. La victoria de Dios se hará evidente a través de milagros portentosos que Dios hará en respaldo a nuestra acción. Así como Dios respaldó a Josué, el día que se apresuró a conquistar, y le concedió luz para vencer a sus enemigos por casi 48 horas, así Dios respaldará nuestras vidas en la tarea de conquista de cada una de las promesas. Nos toca pues apresurarnos a conquistar, la victoria ya está concedida.

¿Qué implica apresurarnos? Apresurarnos a conquistar implica que debemos concentrarnos en cuatro tareas:

Tarea #1

Recibir palabra de Dios (Josué 10:8)

Josué fracasó en dos oportunidades por no recibir palabra de Dios. Al no tomar tiempo para escuchar el consejo de Dios perdió una batalla contra Hai, y perdió la ciudad de Gabaon.

En el capítulo 10, Josué responde al pedido de auxilio de los gabaonitas y emprende una marcha de defensa a favor de sus aliados, en medio de la marcha recibe una palabra de Dios que le confirma que es el día para conquistar. Josué no emprende una marcha de conquista sino de defensa. Por la prontitud con la que llega a Gabaon se entiende que no lleva provisiones para sitiar ciudades, pero cuando Dios le habla, ajusta sus planes a los de Dios y una marcha pro defensa se transforma en una marcha de conquista. Lo que hace la diferencia es la palabra que recibe de Dios. Antes, por no escuchar la voz de Dios fracasó, pero ahora al escuchar a Dios conquista el centro y sur de Canaan. Todo en una jornada de 2 días. Todo en una sola carrera.

Mucho perdimos en el pasado por no tener una palabra de Dios que dirija nuestras vidas. Tomamos malas decisiones económicas. Equivocamos el trato con la familia. Pusimos en riesgo los planes de Dios

Pero en el 2016 el Pffamiliar aprenderá a escuchar la voz de Dios. A través de los sermones, los estudios de GPO y a través de la lectura de la Biblia recibiremos la palabra de Dios que dirija nuestras vidas a continuas victorias. Nos embarcaremos en el proyecto de leer el Nuevo Testamento 6 veces este año. Porque apresurarse a conquistar es recibir una palabra de Dios.

Tarea #2

Proteger al prójimo (Josué 10:6)

Esto es muy interesante e instructivo: La promesa de victoria no llega en respuesta a una oración. No es que Josué clama a Jehová para que le dé victoria a sobre sus enemigos, sino en respuesta a una marcha pro defensa de su aliado. Cuando el pueblo dirigido por Josué se arriesga por los demás, entonces Dios les concede la victoria necesaria para conquistar las promesas.

Es año 2016 vamos a apresurarnos a conquistar, pero lo haremos a la manera de Dios. No olvidaremos la misión del Pffamiliar: Fortalecer a las familias. Las maravillas de Dios serán concedidas para fortalecer a las familias. Mientras nos ocupemos de eso, Dios se ocupará de nosotros.

Por eso este año 2016:

  • El Comedor Pedacito de Cielo se transformará en un Centro Comunitario, donde además de comida se ofrecerá, apoyo escolar, peluquería y atención odontológica.
  • Plantaremos por lo menos un nuevo Programa de Fortalecimiento Familiar.
  • Viajaremos al interior del país para ministrar y ayudar a una iglesia que no pueda retribuirnos de ninguna manera lo que hagamos por ella.
  • Fortaleceremos el trabajo de capellanía, celebraremos los cumpleaños de los hermanos que están en la EVyD y GPO del Penal de Tacumbú, a quienes además de llevarles víveres, le proveeremos de frazadas y otras necesidades básicas.
  • Ingresaremos a ministrar al penal de mujeres.
  • Desarrollaremos un programa de evangelismo callejero para testificar a multitudes.
  • Nuestras instructoras de danza levantarán decenas de danzoras en diferentes iglesias, llevando a cientos de personas a la adoración a Cristo.
  • Iniciaremos el Centro de Formación Profesional, DORCAS, dirigido a las mujeres, a fin de enseñarles una profesión con la que puedan superarse en la vida.
  • MEDIOS ministrará de manera más agresiva en las redes sociales, ya definimos un presupuesto para pautar en las redes sociales y comenzaremos a publicar micro programas en audios.
  • Reforzaremos el departamento de consejería e intercesión para alcanzar a los sufrientes.

Vamos a proteger a nuestro prójimo porque eso es apresurarse a conquistar.

Tarea #3

Usar la autoridad espiritual (Josué 10:12-13)

En el que tal vez sea uno de los milagros más increíbles de la historia se produce una interacción muy interesante. Dios le habla a Josué para que de una orden al sol detenerse, a fin de que se prolongue la luz del día hasta acabar con los enemigos, Josué obedece a Dios y ordena al sol detenerse y a la voz de Josué Dios hace el milagro. Esta interacción entre Jehová y su siervo revela tres verdades.

  • Los que servimos a Dios somos el canal para que los milagros sucedan.
  • Necesitamos estar en sintonía con Dios para atrevernos a realizar obras portentosas.
  • Dios responderá al uso de la autoridad espiritual si es acorde a su voluntad.
  • Por eso este año nos ocuparemos en usar la autoridad espiritual que Dios concede a su Iglesia para eso:
  • Incrementaremos los intercesores. A partir de marzo y cada tres meses tendremos una capacitación para nuevos intercesores.
  • Cada primer martes habrá un encuentro poderoso de intercesores.
  • Cada culto será precedido por la intercesión.
  • Tendremos 2 tiempos de ayunos congregacionales, el establecido por el CAD y en el mes de septiembre el 4 iniciaremos el ayuno de Daniel, 21 días, mientras se desarrollan los encuentros, porque no ayunaremos para nosotros solos sino para traer liberación a los nuevos creyentes.
  • Saldremos a los hospitales.
  • Visitaremos los hogares para ministrar liberación.
  • Tendremos caminatas de oración.

Manifestaremos autoridad espiritual porque eso es apresurarse a conquistar.

Tarea #4

Redoblar esfuerzo (Josué 10:9)

Cuando el texto dice que Josué vino a ellos de repente indica que tuvo que realizar una marcha forzada para llegar a defender a los gabaonitas. En una noche el ejército cubrió una distancia de casi 42 kilómetros, la cual, según el paso lento de los ejércitos de Oriente, hubieran sido tres días de jornada.

Esto es claro, quienes conquisten serán los que redoblen el esfuerzo. Como iglesia realizamos una planificación que refleja nuestra voluntad de redoblar esfuerzo para conquistar, pero cada uno debe de manera individual tomar la decisión. La voluntad se hará evidente en la agenda semanal, en compromisos asumidos con los diferentes departamentos del Pffamiliar, así también en la lectura disciplinada de la Palabra de Dios cada día.

Preguntas de aplicación:

  1. ¿En qué momento del día tomarás tiempo para leer la Biblia?
  2. ¿En qué departamento participarás para redoblar esfuerzo?
  3. Josué corrió para defender a los gabaonitas. A vos ¿hacia quién Dios te dirige?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *