¡Han vencido!

¡Han vencido!

Apocalipsis 12:10 – 11 

 

Al considerar el texto de apocalipsis 12 para extraer la palabra de Dios para nosotros hoy, debemos aclarar que este texto en particular relata un evento futuro. Aun no sucedió. El libro de apocalipsis en los capítulos 1 al 3 describe el estado de la iglesia en el tiempo presente y a partir del capítulo 4 el tiempo por venir.

Específicamente el capítulo 12 nos habla de los creyentes bajo persecución por el anticristo y la victoria que estos obtienen al hacer uso de las armas espirituales. Estas armas espirituales son de la iglesia en todos sus tiempos, pero estos serán hábiles en usarlas. En el  peor tiempo para el cristianismo son victoriosos por hacer uso de ellas.

Los tiempos no son fáciles para nosotros hoy pero podemos obtener victoria si hacemos uso de estas armas. Veamos las armas para la victoria espiritual.

Arma # 1

La sangre del Cordero (Apocalipsis 12:11)  “Ellos lo han vencido por medio de la sangre del Cordero”

 

Para comprender lo que significa y como nos da autoridad “la sangre de cordero” es necesario aclarar contra quien es la lucha y cual es el arma que el enemigo utiliza. Apocalipsis 12:9-10 dice que el enemigo es Satanás y el arma que utiliza es la acusación.

La acusación de Satanás tiene dos efectos: El legal y la culpa.

  1. El legal: El pecado nos hace hijos del Diablo. Cuando pecamos el diablo reclama el derecho legal sobre el pecador.
  2. La culpa. La culpa tiene el poder de alejarnos de Dios, así como lo hizo con Adán y Eva en el Huerto del Edén.

Respecto al efecto legal, cuando el texto dice que lo han vencido por la sangre del cordero, se refiere a que por medio de la muerte de Cristo, Satanás pierde autoridad legal sobre nosotros, pues somos comprados a precio de sangre, dice Efesios 1:7: en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia.

Y en cuanto a la acusación, cuando el creyente recurre a Cristo en arrepentimiento y confesión recibe la liberación de la culpa. La acusación no tiene efecto gracias al perdón y limpieza de los pecados que trae la confesión (1 Juan 1:9)

Arma #2

El Testimonio  (Apocalipsis 12:11) “de la palabra del testimonio de ellos”

 

Por el testimonio como arma para la victoria espiritual se refiere al coraje con el que predican a cerca de Cristo durante ese periodo tan difícil para la humanidad. A pesar de las amenazas los creyentes darán testimonio de su fe en Jesús y ese testimonio será para ellos una cobertura contra de los ataques del mal.

Dios siempre estará del lado de aquel que se amina a testificar de su fe. En la gran comisión registrada en el Evangelio según Marcos, se promete cuidado especial para aquellos que salgan a predicar el evangelio (Marcos 16:17-18). Dios siempre respaldará a aquellos que están ocupados en lo que el más se interesa (Juan 3:16)

Arma #3

Menospreciar la vida (Apocalipsis 12:11)   “menospreciaron sus vidas hasta la muerte”.

 

En la persecución de los creyentes en la gran tribulación, muchos serán llevados al punto de escoger entre la vida y la muerte, vida si niegan a Cristo y muerte si lo confiesan como Dios y Salvador. En esa situación los victoriosos menospreciarán sus propias vidas confesando a Jesús como el Señor y Salvador.

Menospreciar es considerar que ser fiel a Dios es de mayor importancia que cualquier placer que la vida pueda ofrecer. Ser leales a Dios es más importante que la vida misma. El teólogo William Barclay lo dice así:

Los mártires son vencedores porque han vivido el gran principio del Evangelio: No consideraron que la vida les era más preciosa que la fidelidad. … Para muchos de nosotros esto no quiere decir literalmente morir por nuestra fe, pero sí poner nuestra lealtad a Cristo por encima de la vida fácil y cómoda.

En ocasiones continuamos con algo que puede apartarnos de Cristo, un pecado, un placer, una persona y de esa manera, obteniendo un placer temporal, somos derrotados para la eternidad.

Aplicación:

  1. ¿A quiénes estás testificando sobre Jesús?
  2. ¿A qué tuviste que renunciar para ser fiel a Dios?
  3. ¿A qué tienes que renunciar para permanecer fiel a Cristo?
  4. En oración agradezcan a Dios por la sangre de Cristo que nos libra del pecado y la culpa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *